Cuándo buscar ayuda de emergencia para su hijo

Muchas lesiones menores pueden tratarse en el hogar. Pero hay situaciones que requerirán que se dirija a la sala de emergencias. Lleve a su hijo a una sala de emergencias si tiene alguno de los siguientes problemas:

  • Dificultades para respirar

  • Tos con sangre 

  • Color azul o violeta en los labios, la piel o las uñas

  • Dolor o presión intensos en el pecho o el abdomen

  • Vómitos o diarrea fuertes o continuos 

  • Mareos repentinos, debilidad o cambios en la vista

  • Pérdida del conocimiento, confusión o problemas para despertarse

  • Convulsiones

  • Mordeduras de animales, serpientes o seres humanos

  • Dolor intenso

  • Pérdida de movimiento o sensibilidad en alguna parte del cuerpo

  • Sangrado intenso o sangrado que no se detiene después de aplicar presión directa durante 10 a 15 minutos

  • Quemaduras graves

  • Quemaduras en la cara

  • Fracturas

  • Heridas punzantes

  • Lesiones en la cabeza, la columna vertebral o los ojos

  • Señales de una reacción alérgica, como urticaria, hinchazón en la cara, los labios, los ojos o la lengua, desmayos, dificultad para respirar o tragar, o sibilancias

  • Exposición a un veneno. Llame al Centro de Toxicología (Poison Control Center) al 800-222-1222 y siga las instrucciones.

  • Confusión continua o que empeora, dolor de cabeza o vómitos después de cualquier tipo de lesión en la cabeza

  • Amenazas graves de hacerse daño

Esta no es una lista completa. Existen otros problemas que pueden requerir atención de emergencia. Pida más información al proveedor de atención médica de su hijo.

Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.