Aborto espontáneo

¿Qué es un aborto espontáneo?

El aborto espontáneo es la pérdida del embarazo en las primeras 20 semanas de embarazo. Se da aproximadamente entre el 10 % y 20 % de todos los embarazos. Ocurre con mayor frecuencia en el primer trimestre (primeras 13 semanas de embarazo). Desde la concepción hasta la octava semana de embarazo, el bebé en desarrollo se llama embrión. Después de la octava semana de embarazo, el bebé se llama feto.

Hay diferentes tipos de aborto espontáneo. Algunas son las siguientes: 

  • Amenaza de aborto. Las manchas o sangrado en el primer trimestre pueden o no significar que ocurrirá un aborto espontáneo. 

  • Completa.El embrión o feto, la placenta y otros tejidos se eliminan mediante el sangrado.

  • Incompleto.Solo se elimina una parte de los tejidos. Parte del tejido queda en el útero. Puede haber hemorragia vaginal abundante.

  • Diferido. El embrión o feto muere, pero no se expulsa del útero. A veces, se eliminan manchas de color marrón oscuro. No hay ritmo cardíaco fetal ni crecimiento fetal.

  • Séptico.Es un aborto espontáneo que se infecta. La persona embarazada tiene fiebre y puede tener hemorragia y secreción con mal olor. El dolor de vientre (abdominal) es común. Esto constituye una complicación grave. Puede causar un shock séptico e insuficiencia orgánica si no se trata.

  • Recurrente.Cuando una persona tiene 3 o más abortos espontáneos.

¿Cuál es la causa de un aborto espontáneo?

Aproximadamente la mitad de las pérdidas tempranas de embarazo se deben a defectos cromosómicos en el embrión o el feto. Otras causas pueden incluir lo siguiente:

  • Desarrollo embrionario anormal

  • Problemas hormonales en la persona embarazada. Estos incluyen niveles bajos de progesterona o un problema de tiroides.

  • Diabetes en la persona embarazada, especialmente un nivel de azúcar en la sangre mal controlado

  • Problemas en el útero. Estos incluyen tejido cicatricial dentro del útero, útero de forma anormal o fibromas.

  • La abertura del útero no puede permanecer cerrada durante el embarazo (cuello uterino incompetente)

  • Infección por gérmenes. Estos incluyen citomegalovirus (CMV), micoplasma, clamidia, listeria y toxoplasma.

  • Enfermedades autoinmunitarias, como el lupus, en las que el cuerpo ataca su propio tejido 

  • Lesiones (traumatismos) 

  • Exposición a sustancias y productos químicos tóxicos, como los medicamentos contra el cáncer

A menudo, no se puede detectar la causa de un aborto espontáneo. 

¿Quiénes están en riesgo de tener un aborto espontáneo?

Algunos factores pueden hacer que el aborto espontáneo sea más probable. Por ejemplo:

  • Estar embarazada a una edad avanzada

  • Tener antecedentes de pérdida temprana del embarazo

  • Fumar cigarrillos

  • Beber alcohol

  • Beber gran cantidad de cafeína

  • Consumir cocaína

  • Tener un bajo nivel de folato. El folato es una vitamina B.

  • Tomar AINE (medicamentos antinflamatorios no esteroideos) cerca del momento de la concepción

  • Tener un problema en el útero, como fibromas. Los fibromas son crecimientos no cancerosos en el útero. Otro problema podría ser un útero tabicado. Esta es una afección presente al nacer donde el útero se divide por un tejido.

  • Tener determinadas afecciones, como enfermedad celíaca, presión arterial alta, enfermedad de la tiroides o diabetes

  • Tener una infección grave o una lesión importante

¿Cuáles son los síntomas de un aborto espontáneo?

El síntoma más común de un aborto espontáneo es la hemorragia vaginal. La hemorragia puede ser indolora. O bien, puede tener dolor de espalda o calambres abdominales de leves a intensos. Algunas personas pueden expulsar tejido del embarazo. 

¿Cómo se diagnostica un aborto espontáneo?

Las manchas de sangre o pequeñas cantidades de sangrado durante el primer trimestre son comunes. Esto no necesariamente significa que está teniendo un aborto espontáneo. Es probable que el proveedor de atención médica le haga una ecografía para diagnosticar un aborto espontáneo. Si el feto ya no está en el útero o ya no se detecta ritmo cardíaco, el proveedor diagnosticará un aborto espontáneo. Otras pruebas incluyen análisis de sangre para la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG). Si hay niveles más bajos de lo normal de esta hormona o los niveles no aumentan, puede significar que el embarazo no se está desarrollando adecuadamente.

¿Cómo se trata un aborto espontáneo?

Si tiene hemorragia vaginal, pero en los análisis de laboratorio y en la ecografía se observa que el embarazo está bien, el proveedor de atención médica puede indicarle que haga reposo unos días. La vigilarán para observar si la hemorragia continúa. Es posible que le hagan más análisis de sangre de hCG y ecografías para comprobar el crecimiento del feto y el ritmo cardíaco fetal. 

Si en las pruebas se observa que tuvo un aborto espontáneo en el primer trimestre, es posible que tenga algunas opciones. Hable con el proveedor para que le diga cuál es el tratamiento más adecuado para usted. Las opciones de tratamiento incluyen lo siguiente:

  • Manejo expectante.Esto significa esperar a que el aborto espontáneo ocurra por sí solo. Se la controlará con frecuencia durante este tiempo.

  • Gestión médica.Este es un tratamiento con medicamentos para expulsar los tejidos del embarazo. Es posible que le den un medicamento llamado misoprostol. Hace que el útero se contraiga y expulse los tejidos del embarazo.

  • Manejo quirúrgico.Es posible que necesite una cirugía para extraer el feto y otros tejidos si no se han eliminado todos de forma natural. El procedimiento se llama evacuación quirúrgica del útero o dilatación y raspado (D&C, por su sigla en inglés). Le administrarán anestesia, ya que el procedimiento puede ser doloroso. La abertura del cuello uterino se estira (dilata) hasta abrirse. El proveedor hace una succión o utiliza un instrumento llamado legra para extraer todos los tejidos del embarazo dentro del útero.

Los tejidos del embarazo pueden enviarse al laboratorio para analizar defectos genéticos o cromosómicos.

Si tiene una infección, el proveedor le dará antibióticos.

La pérdida del embarazo después de las 20 semanas puede requerir diferentes procedimientos. Puede recibir medicamentos, como misoprostol o prostaglandina. Estos medicamentos expanden el cuello uterino. Hacen que el útero se contraiga y expulse el feto y los tejidos. 

¿Cuáles son las complicaciones de un aborto espontáneo?

Un aborto espontáneo es una pérdida significativa para la persona embarazada y su familia. Es esperable y normal llorar por la pérdida.

La pérdida del embarazo no suele causar otros problemas de salud graves, a menos que tenga una infección o los tejidos no se eliminen. Un problema grave de coagulación de la sangre puede ser una complicación grave de un aborto espontáneo después de las 20 semanas. Esto es más probable si tarda mucho tiempo (generalmente 1 mes o más) en expulsar el feto y otros tejidos.

Las personas con sangre de factor Rh negativo pueden requerir tratamiento después de un aborto espontáneo para prevenir problemas de incompatibilidad sanguínea en un embarazo futuro. Se puede administrar un medicamento llamado inmunoglobulina Rh.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Informe al proveedor de atención médica si tiene algún sangrado durante el embarazo. Además, si tiene otros síntomas, como calambres intensos, consulte con el proveedor lo antes posible. 

Información importante sobre el aborto espontáneo

  • El aborto espontáneo es la pérdida de un embarazo en las primeras 20 semanas de embarazo.

  • Un sangrado durante el embarazo puede o no ser un signo de aborto espontáneo.

  • Si tiene sangrado y otros síntomas, como calambres intensos, consulte con el proveedor de atención médica lo antes posible. 

  • Si tiene un aborto espontáneo, es posible que necesite un procedimiento para extraer el feto y otros tejidos, si estos no se eliminan de forma natural.

  • Si no ocurrió un aborto espontáneo, es probable que le indiquen que haga reposo. Se vigilarán su salud y la de su bebé.

Próximos pasos

Consejos para aprovechar al máximo la cita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la cita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la cita médica, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que le ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la cita médica, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento nuevo, y cómo la ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Irina Burd MD PhD
Última revisión: 3/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.