Cuerpos extraños en el oído, la nariz y la garganta

Un bebé o un niño pequeño quizás se lleve un objeto a la oreja, la nariz o la boca. Los objetos en la boca pueden tragarse o aspirarse hacia los pulmones. Los objetos en los oídos o la nariz pueden dificultar la audición o la respiración y pueden provocar una infección. Si se traga un objeto, el niño puede necesitar anestesia general y un procedimiento para extraerlo. Si el objeto se aspira, puede causar dificultad grave para respirar y se necesita un procedimiento para extraerlo.

Cuerpos extraños en el oído

Un cuerpo extraño en el conducto auditivo externo puede ser cualquier cosa que el niño pueda introducir por la oreja. Entre los elementos que se encuentran a menudo en este conducto, se incluyen los siguientes:

  • Alimentos

  • Insectos

  • Juguetes

  • Botones

  • Trozos de crayón

  • Pilas o baterías pequeñas

Es posible que algunos objetos incrustados en el oído no provoquen síntomas. Otros objetos, como la comida y los insectos, pueden producir dolor de oído, enrojecimiento o secreción. La audición puede verse afectada si el objeto obstruye el conducto auditivo externo.

El tratamiento para los cuerpos extraños en el oído consiste en extraer el objeto lo antes posible. Debe hacerlo el proveedor de atención médica del niño. A continuación se mencionan algunas de las técnicas que es posible que use el proveedor de atención médica del niño para extraer el objeto del conducto auditivo externo:

  • Quizás se usen instrumentos, como unas pinzas finas y largas, que se introducen en el oído para sujetar y extraer el objeto.

  • Si el objeto es de metal, en ocasiones se usan imanes para extraerlo.

  • Es posible que se enjuague el conducto auditivo externo con agua.

  • También podría usarse un aparato de aspiración para quitar el objeto.

Una vez extraído, el proveedor de atención médica del niño volverá a examinar el oído para asegurarse de que no se haya producido ninguna lesión en el conducto auditivo. Es posible que le den gotas antibióticas para el oído a fin de tratar cualquier posible infección en el oído externo.

Cuerpos extraños en la nariz

Por lo general, los objetos que el niño se coloca en la nariz son blandos. Entre estos, se incluyen los siguientes:

  • Trozos de pañuelo descartable

  • Arcilla

  • Piezas de juguetes

  • Gomas de borrar

A veces, el cuerpo extraño puede entrar por la nariz mientras el niño intenta olerlo.

El síntoma más común de que hay un cuerpo extraño en la nariz es la secreción nasal. La secreción sale solo de la fosa nasal en la que está el objeto y a menudo tiene mal olor. En algunos casos, es posible que el niño tenga también sangrado nasal.

El tratamiento para los cuerpos extraños en la nariz consiste en extraer el objeto lo antes posible. Debe hacerlo el proveedor de atención médica del niño. A veces es necesario sedar al niño para poder extraer el objeto. A continuación se mencionan algunas de las técnicas que es posible que use el proveedor de atención médica del niño para extraer el objeto de la nariz:

  • Podrían usarse aparatos de aspiración con tubos conectados.

  • Quizás se introduzcan instrumentos por la nariz.

  • Quizás le hagan “soplar” para que el objeto salga. Es posible que le pidan que mantenga cerrada la fosa nasal que no está involucrada y que coloque su boca directamente encima de la de su hijo, como si le estuviera haciendo respiración boca a boca. Con la boca del niño abierta, puede soplar rápidamente y con fuerza en la boca. La presión irá por la boca hasta el conducto nasal bloqueado y con frecuencia el objeto sale.

Una vez extraído el objeto, es posible que el proveedor de atención médica del niño le recete gotas o pomadas antibióticas para la nariz a fin de tratar cualquier posible infección.

Cuerpos extraños en la garganta

Un cuerpo extraño en la garganta puede provocar atragantamiento y es una emergencia médica que requiere atención inmediata. El cuerpo extraño puede quedar atascado en muchas partes diferentes de las vías respiratorias. Según la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics), la muerte por atragantamiento es una de las principales causas de muertes y lesiones entre los niños de menos de 4 años. 

Cuando están aburridos, o por simple curiosidad, los niños suelen llevarse cosas a la boca, al igual que a otras partes del cuerpo. Es posible que el niño inhale profundamente y el objeto se aloje en la tráquea en vez del esófago. La comida puede obstruir la garganta de los niños que todavía no tienen todos los dientes para masticar bien o de los niños que no mastican bien la comida. Además, los niños aún no tienen coordinación absoluta entre la boca y la lengua, y eso también puede provocar problemas. Los niños menores de 4 años corren mayor peligro de atragantarse con objetos pequeños, entre ellos los siguientes:

  • Semillas

  • Piezas de juguetes

  • Uvas

  • Perros calientes

  • Piedritas

  • Trozos de verduras crudas

  • Frutos secos

  • Botones y pilas de botón

  • Monedas

Se debe vigilar a los niños atentamente para prevenir emergencias relacionadas con el atragantamiento.

Si se ingiere un cuerpo extraño, se necesita atención médica de inmediato. Los siguientes son los síntomas más comunes que pueden indicar que un niño se está atragantando:

  • Asfixia o arcadas en el momento en que se inhala el objeto

  • Tos al principio

  • Silbidos al respirar (por lo general, cuando el niño exhala)

Si bien es posible que los síntomas iniciales mencionados desaparezcan, el cuerpo extraño podría seguir obstruyendo la vía respiratoria. Los siguientes síntomas pueden ser indicio de que el cuerpo extraño sigue bloqueando la vía respiratoria:

  • Estridor (un sonido agudo que se suele oír cuando el niño respira).

  • Tos que empeora.

  • El niño no puede hablar.

  • Dolor en la zona de la garganta o el pecho.

  • Voz ronca.

  • Color azulado alrededor de los labios.

  • No respira.

  • Queda inconsciente.

El tratamiento para el problema depende del grado de obstrucción. Si el objeto está obstruyendo por completo las vías respiratorias, el niño no podrá respirar ni hablar y los labios se le pondrán azules. Se trata de una emergencia y debe buscar atención médica de emergencia. Si tiene capacitación, haga un tratamiento básico de apoyo vital para casos de atragantamiento. A veces, es necesario realizar una cirugía para extraer el objeto. Los niños que siguen hablando y respirando pero que tienen otros síntomas también deben ser evaluados por un profesional de la salud de inmediato.

Siga estos consejos para prevenir el atragantamiento:

  • Corte los alimentos en trozos pequeños.

  • Nunca deje que los niños pequeños corran, jueguen ni se acuesten mientras comen.

  • Guarde las monedas y otros objetos pequeños fuera del alcance de los niños.

  • Lea las etiquetas de advertencia de los juguetes.

  • Aprenda primeros auxilios para el atragantamiento.

Revisor médico: Eric Perez MD
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 3/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.