¿Qué es la vacuna de ARNm contra la COVID-19?

Hay vacunas contra la COVID-19 disponibles. ¿Qué debe saber sobre la vacuna de ARNm contra la COVID-19? ¿Qué puede esperar después de recibirla? Siga leyendo para obtener más información.

Datos básicos sobre la vacuna de ARNm contra la COVID-19

  • Pfizer y Moderna son las dos vacunas de ARNm disponibles.

  • Las vacunas de Pfizer y Moderna son para personas a partir de los 6 meses de edad. Se administran en varias dosis con unas pocas semanas de diferencia, según la edad y el estado de salud general de las personas. Las primeras dosis se llaman esquema primario. Para las personas con un sistema inmunitario débil hay otras recomendaciones. Hable con el proveedor de atención médica para saber qué vacuna es mejor para usted y su familia.

  • La vacuna se administra por inyección en un músculo.

  • La vacuna de ARNm no utiliza el virus de COVID-19 vivo, muerto ni debilitado.

  • La vacuna no le transmitirá la COVID-19.

  • Los efectos secundarios que le produce la vacuna no indican que está infectado con el virus, sino que su sistema inmunitario está funcionando.

  • Las dosis de refuerzo pueden aumentar la protección contra la COVID-19 que puede haber disminuido con el tiempo tras recibir el esquema primario. Las personas de 5 años o más pueden recibir una dosis de refuerzo contra la COVID-19 varios meses después de haber completado el esquema primario. Hable con el proveedor de atención (suyo o de su hijo) para obtener más información.

¿Cuál es el efecto de la vacuna contra la COVID-19?

Se demostró que la vacuna contra la COVID-19 es eficaz para prevenir la enfermedad COVID-19 sintomática y grave. La vacuna contra la COVID-19 puede ayudar a protegerlo y a proteger a su familia de enfermarse a causa del virus. Si contrae el virus después de recibir la vacuna, esta puede ayudar a que los síntomas sean más leves. También disminuye la posibilidad de necesitar hospitalización. Además, la vacuna contra la COVID-19 puede ayudar a proteger a las personas que lo rodean de contraer la infección.

Las vacunas contra la COVID-19 también pueden provocar más cambios a nivel general. Cuantas más personas reciban la vacuna contra la COVID-19, será menos probable que el virus se propague en la comunidad. Esto se conoce como "inmunidad de rebaño" o "inmunidad colectiva".

¿Debería aplicarme la vacuna contra la COVID-19?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) aconsejan las vacunas y las dosis de refuerzo de la COVID-19 para todas las personas a partir de los 6 meses. Esto incluye a las personas que están embarazadas o amantando. Lo más importante es que hable con el proveedor de atención médica sobre los riesgos y acerca de la vacuna más adecuada para usted y su familia.

Las personas que tuvieron COVID-19 también pueden beneficiarse de la vacuna. Los investigadores aún no saben exactamente cuánto tiempo dura la inmunidad natural después de tener COVID-19. Si se vacunó recientemente contra la COVID-19, debe mantenerse al día con sus vacunas. Pero es posible que pueda retrasar su próxima dosis de vacuna (ya sea una dosis primaria o de refuerzo) 3 meses desde el inicio de los síntomas o desde la primera vez que tuvo un resultado positivo en la prueba de COVID-19. Hable con el proveedor de atención médica

Informe al proveedor de atención médica si alguna vez tuvo una reacción alérgica grave a alimentos o medicamentos. Consúltele sobre sus riesgos si lleva consigo un autoinyector de epinefrina. Esto puede influir en las recomendaciones del proveedor sobre la vacuna.

¿Cómo funciona una vacuna de ARNm contra la COVID-19?

Las vacunas de ARNm contra la COVID-19 son diferentes de las vacunas tradicionales. No utilizan virus vivos, muertos ni debilitados. En cambio, están hechas con ácido ribonucleico mensajero (ARNm). Es un tipo de molécula que da instrucciones sobre cómo producir diferentes tipos de proteínas. Las moléculas de ARNm son una parte natural de nuestras células y comunes al funcionamiento de nuestros cuerpos.

El ARNm de las vacunas indica a las células cómo producir un fragmento inofensivo de una proteína llamada "proteína de la espícula". Esta proteína se encuentra en el exterior del virus SARS-CoV-2 que causa la COVID-19. El sistema inmunitario considera esta proteína de la espícula como una amenaza y crea anticuerpos y otras defensas contra ella.

Esto ayudará a su sistema inmunitario a reconocer y combatir el virus real si alguna vez lo contrae. Es como reconocer a alguien por el sombrero que usa. Luego, el cuerpo está preparado para detectar la enfermedad y combatirla antes de que crezca en las células.

¿Cómo se aprobó la seguridad de las vacunas contra la COVID-19?

Las vacunas de ARNm contra la COVID-19 superaron muchas pruebas en laboratorios y en miles de personas, y cumplen las normas estrictas de la FDA.

Las vacunas se probaron primero en animales. Luego, se probaron en una serie de ensayos clínicos que incluyeron a miles de personas. Todos los datos de estas pruebas se recopilaron y se enviaron a la FDA y a otros grupos científicos. Estos comités de científicos y expertos en salud pública analizan cuidadosamente los datos para determinar si una vacuna es segura y efectiva. Si la vacuna cumple con los estrictos estándares de seguridad y calidad de la FDA, la agencia autoriza a la empresa de vacunas a fabricar la vacuna para uso de emergencia.

¿Cuánto cuesta la vacuna?

El gobierno de EE. UU. ofrece la vacuna de manera gratuita a los residentes estadounidenses. Pero es posible que en el sitio donde se aplique la vacuna le cobren al prestador de seguros médicos la aplicación. Consulte con el prestador de seguro médico, farmacéutico local, empleador o proveedor de atención médica para obtener más información sobre el costo posible. En caso de no contar con un seguro médico o de no poder pagar el costo, no podrán negarle la vacuna.

Cómo se administra la vacuna de ARNm contra la COVID-19

La vacuna se administra por inyección en un músculo. Necesitará al menos 2 dosis de la vacuna, con una diferencia de varias semanas entre ellas. Se recomienda aplicarse las dosis de refuerzos varios meses después para prolongar la protección. Necesitará todas dosis para obtener la mejor protección contra la COVID-19 de la vacuna.

Los consejos para recibir la dosis de refuerzo varían según la vacuna, la edad, la salud y las variantes de COVID-19. Se recomienda que las personas de 65 años o más y algunas personas con un sistema inmunitario muy débil reciban una dosis de refuerzo de ARNm actualizada (bivalente). Hable con el proveedor sobre el riesgo que tiene y cómo se aplica en su caso.

Siga las instrucciones del personal de atención médica. Informe al personal si alguna vez tuvo una reacción alérgica grave a alimentos o medicamentos o si lleva consigo un autoinyector de epinefrina. Infórmeles si siente alguna reacción después de recibir la inyección. Es probable que, luego de aplicarse la vacuna, le pidan quedarse en el establecimiento durante determinado tiempo para poder hacerle un seguimiento.

Efectos secundarios: qué esperar

La vacuna tendrá efectos secundarios para algunas personas. La vacuna activa el sistema inmunitario de la persona. Provoca que el sistema inmunitario cree anticuerpos para combatir un virus o una bacteria específicos. Cuando el sistema inmunitario entra en acción, es posible que sienta cómo se pone en marcha, como si estuviera combatiendo una enfermedad. Esto no significa que esté infectado con una enfermedad. Significa que su sistema inmunitario está funcionando.

Por lo general, las personas que reciben la vacuna ARNm contra la COVID-19 sienten dolor en el lugar donde se aplicó la inyección, cansancio, dolores de cabeza, dolores musculares y articulares, escalofríos y fiebre por uno o dos días. Un número menor de personas presentan enrojecimiento e hinchazón en el sitio de la inyección. Todos estos son signos de que el sistema inmunitario está trabajando en la defensa del cuerpo. Puede padecer esta clase de efectos después de muchos tipos de vacunas. Pero estos síntomas deberían durar poco tiempo. En comparación, los síntomas de la COVID-19 pueden ser graves, durar mucho más y causar complicaciones, enfermedades crónicas e incluso la muerte. Mediante el proceso de aprobación de la FDA, se asegura que las molestias y los riesgos de una vacuna son preferibles a los riesgos y complicaciones de la enfermedad que ayuda a prevenir.

Reacciones alérgicas

En general, las vacunas contra la COVID-19 son muy seguras. Se probaron en miles de personas y se aplicaron en más de mil millones de habitantes. En algunas personas hubo reacciones alérgicas no graves hasta 4 horas después de recibir la vacuna. Es posible que, desde la clínica de vacunación, le indiquen que se quede allí durante determinado tiempo luego de aplicarse la vacuna. Esto es para asegurarse de que usted no tenga ninguna reacción inmediata.

Consulte al proveedor de atención médica antes de aplicarse la vacuna contra la COVID-19. Comuníquele si alguna vez tuvo alguna reacción inmediata a alguna vacuna, incluso si la reacción fue leve. El proveedor lo ayudará a sopesar los riesgos y los beneficios de la vacuna contra la COVID-19.

Si es alérgico a algún componente del ARNm de la vacuna contra la COVID-19, los CDC aconsejan que no se aplique la inyección. Si se aplicó una dosis de la vacuna contra la COVID-19 y tiene una reacción alérgica inmediata, los CDC aconsejan que no se aplique la segunda dosis.

Los CDC ofrecen una aplicación para teléfonos inteligentes llamada V-Safe a fin de ayudarlo a informar los efectos secundarios. La aplicación también le enviará recordatorios en caso de que deba aplicarse la segunda dosis de la vacuna. Para acceder a la aplicación, vea la sección "Más información" más adelante.

Síntomas graves

Si recibe la vacuna contra la COVID-19 y cree que podría tener una reacción alérgica grave al salir de la clínica de vacunación, llame al 911. Los síntomas graves incluyen lo siguiente:

  • Dificultad para respirar

  • Sibilancias

  • Dificultades para tragar o sensación de que se cierra la garganta

  • Piel fría, húmeda, pálida o azulada

  • Voz ronca o dificultades para hablar

  • Dolor de pecho

  • Desmayos

  • Hinchazón en los ojos, la boca, la cara o la lengua

  • Convulsiones

  • Mucha somnolencia o dificultades para despertarse

  • Frecuencia cardíaca acelerada

  • Náuseas, vómitos, diarrea, cólicos estomacales o dolor abdominal

Después de recibir la vacuna contra la COVID-19

Cuando recibe ambas dosis y los refuerzos de la vacuna, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Aún así es posible contraer COVID-19. Al igual que la mayoría de las vacunas, las vacunas contra la COVID-19 no son 100 % efectivas para prevenir la enfermedad. Debe continuar evitando el contacto con personas enfermas y seguir las recomendaciones locales sobre cómo mantenerse seguro.

  • Siga las instrucciones locales, estatales y nacionales sobre cómo usar una mascarilla y acerca del distanciamiento social. Consulte las últimas recomendaciones de los CDC.

Fecha de la última modificación: 4/24/2023

© 2000-2023 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.