Reparación de los ligamentos de la rodilla

¿Qué es la reparación de los ligamentos de la rodilla?

Los ligamentos son bandas de tejido conjuntivo resistente y elástico que rodean la articulación para sostenerla y limitar sus movimientos.

Cuando los ligamentos se dañan, la articulación de la rodilla puede volverse inestable. Con frecuencia, los daños en los ligamentos se producen a partir de una lesión deportiva. Un desgarro grave en el ligamento limita el movimiento adecuado de la rodilla. Esto genera incapacidad para girar, doblar o rotar la pierna. La cirugía es una opción para reparar el desgarro de un ligamento si otros tratamientos no son efectivos.

Los ligamentos de la rodilla conectan el fémur (hueso del muslo) con la tibia (espinilla). La rodilla tiene 4 ligamentos principales:

  • Ligamento cruzado anterior. Este ligamento controla la rotación y el movimiento hacia adelante de la tibia.

  • Ligamento cruzado posterior. Este ligamento controla la rotación y el movimiento hacia atrás de la tibia.

  • Ligamento lateral interno. Este ligamento le otorga estabilidad a la rodilla interna.

  • Ligamento lateral externo. Este ligamento le otorga estabilidad a la rodilla externa.

Imagen frontal de la articulación de la rodilla, donde se muestran los ligamentos.

¿Por qué podría necesitar una reparación de los ligamentos de la rodilla?

El ligamento cruzado anterior está situado en la parte frontal de la rodilla. Este es uno de los ligamentos que se lesiona con mayor frecuencia. Suele distenderse o romperse durante un movimiento repentino de torsión (que es cuando los pies quedan en su lugar sin moverse y las rodillas giran hacia el otro lado). El esquí, el baloncesto y el fútbol americano son deportes que conllevan un riesgo más alto de que se produzcan lesiones en este ligamento.

El ligamento cruzado posterior está situado en la parte trasera de la rodilla. También es un ligamento que se lesiona con frecuencia. Las lesiones en este ligamento suelen ocurrir debido a un impacto súbito y directo, como en un accidente automovilístico o un placaje (tackle) en el fútbol americano.

El ligamento lateral interno está situado en la parte interna de la rodilla. Este ligamento se lesiona con mayor frecuencia que el externo, que está en la parte exterior de la rodilla. Los esguinces y los desgarros de los ligamentos laterales suelen ser producto de un golpe en el costado de la rodilla, como al practicar hockey o fútbol americano.

El tratamiento médico temprano para las lesiones de ligamento de rodilla puede incluir lo siguiente:

  • Reposo

  • Aplicación de una compresa de hielo (para reducir la inflamación que se produce horas después de la lesión)

  • Compresión (con una venda elástica o rodillera)

  • Elevación

  • Analgésicos

Un desgarro de ligamento de rodilla puede tratarse de la siguiente manera:

  • Ejercicios para fortalecer los músculos

  • Dispositivo ortopédico de protección para la rodilla (para usar al hacer ejercicio)

  • Limitaciones en la actividad física

La reparación de los ligamentos de la rodilla es un tratamiento para un desgarro total de ligamento de rodilla que provoca inestabilidad en la rodilla. A esta reparación la realiza un cirujano ortopédico, que se especializa en tratar problemas de los huesos, los músculos, las articulaciones y los tendones. Las personas con un desgarro de ligamento de rodilla quizás no puedan realizar actividades normales que incluyan torcer o girar la rodilla. Puede que la rodilla se doble o “se venza”. Si los tratamientos médicos no resultan satisfactorios, una cirugía de reparación de ligamento puede ser efectiva.

La cirugía para corregir un desgarro de ligamento de rodilla implica reemplazar el ligamento con un segmento de tendón sano. Un tendón de la rótula o de los isquiotibiales, por ejemplo, se injerta en el lugar para unir la articulación de la rodilla. El injerto de tendón puede provenir del paciente (autoinjerto) o de un donante de órganos (aloinjerto).

Puede haber otras razones por las que su proveedor de atención médica le recomiende una reparación de los ligamentos de la rodilla.

¿Cuáles son los riesgos de la reparación de los ligamentos de la rodilla?

Al igual que con cualquier cirugía, puede haber complicaciones. Algunas posibles complicaciones incluyen lo siguiente:

  • Sangrado

  • Infección

  • Coágulos de sangre en las piernas o los pulmones

Algunas personas pueden sentir dolor, limitaciones en el movimiento de la articulación de la rodilla e hinchazón ocasional en la rodilla luego de la reparación quirúrgica del ligamento. Otras personas han aumentado la movilidad en la articulación de la rodilla a medida que el injerto se estira con el tiempo.

Es posible que haya otros riesgos, según la afección específica. Hable con su cirujano sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una reparación de los ligamentos de la rodilla?

  • El cirujano le explicará el procedimiento y usted tendrá la oportunidad de hacer todas las preguntas que desee antes del procedimiento.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento para autorizar que se realice el procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.

  • Además de preguntarle los antecedentes médicos completos, su proveedor de atención médica puede hacerle una exploración física completa para asegurarse de que no tenga otras enfermedades antes de someterse al procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre u otras pruebas de diagnóstico.

  • Informe a su cirujano si tiene alergia o sensibilidad a cualquier medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a la anestesia (local y general).

  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y los suplementos a base de hierbas que está tomando.

  • Dígale si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si toma anticoagulantes, aspirina u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Antes del procedimiento, quizás sea necesario que deje de tomar estos medicamentos.

  • Si está embarazada o sospecha que pueda estarlo, debe avisarle a su cirujano.

  • Se le pedirá que haga ayuno durante 8 horas antes del procedimiento, generalmente a partir de la medianoche.

  • Es posible que, antes del procedimiento, le den un sedante para ayudar a que se relaje. Dado que el sedante puede causarle somnolencia, tendrá que coordinar con alguna persona para que lo lleve a su casa.

  • Es posible que se reúna con un fisioterapeuta antes de la cirugía para hablar sobre la rehabilitación.

  • Coordine que alguien lo ayude en su casa durante una o dos semanas después de que le den el alta del hospital.

  • En función de su afección, puede que su proveedor de atención médica le indique otras preparaciones específicas.

¿Qué ocurre durante una reparación de los ligamentos de la rodilla?

La reparación de los ligamentos de la rodilla puede realizarse en forma ambulatoria o, rara vez, mientras usted está hospitalizado. Los procedimientos pueden variar según su afección y las prácticas del cirujano.

La reparación de los ligamentos de la rodilla puede hacerse mientras usted está dormido con anestesia general o despierto con anestesia raquídea. Si se usa anestesia intradural, no sentirá nada de la cintura hacia abajo. Su cirujano hablará sobre esto con usted por adelantado.

Por lo general, la reparación de los ligamentos de la rodilla sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite la ropa y le darán una bata.

  2. Es posible que le pongan una vía intravenosa en el brazo o la mano.

  3. Se lo colocará en la mesa de operaciones.

  4. El anestesista le controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y los niveles de oxígeno durante la cirugía.

  5. Le limpiarán la piel de la zona donde realizarán la cirugía con una solución antiséptica.

  6. Le harán varias incisiones pequeñas en la zona de la rodilla.

  7. El médico hará la cirugía utilizando un artroscopio (un pequeño instrumento con forma de tubo que se inserta en la articulación). El cirujano puede volver a unir el ligamento desgarrado o reconstruirlo utilizando una porción (injerto) del tendón rotuliano (que conecta la rótula con la tibia), el tendón isquiotibial (de la parte posterior del muslo) u otros autoinjertos. El injerto de tendón puede provenir del paciente (autoinjerto) o de un donante de órganos (aloinjerto).

  8. El cirujano hará pequeños orificios en la tibia y el fémur donde estaba unido el ligamento desgarrado.

  9. El cirujano pasará el injerto a través de los orificios y lo adherirá con grapas quirúrgicas, tornillos u otros medios. Eventualmente, el hueso crecerá alrededor del injerto.

  10. La incisión se cerrará con puntos o con grapas quirúrgicas.

  11. Se colocará una venda o un apósito estéril.

¿Qué ocurre después de una reparación de los ligamentos de la rodilla?

Después de la cirugía, lo llevarán a una sala de recuperación para observarlo. Su proceso de recuperación dependerá del tipo de anestesia que le hayan administrado. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración se hayan estabilizado y usted esté despierto, lo llevarán a una habitación del hospital o le darán el alta. La reparación de los ligamentos de la rodilla suele realizarse de manera ambulatoria.

Es posible que le den muletas y un inmovilizador de rodilla antes de que regrese a casa.

Una vez que esté en su casa, es importante mantener el área de la cirugía limpia y seca. El proveedor de atención médica le dará instrucciones específicas para bañarse. Le quitarán los puntos de sutura o las grapas quirúrgicas durante su visita de seguimiento en el consultorio.

Tome analgésicos para aliviar el dolor según lo recomiende su cirujano. Las aspirinas u otros analgésicos aumentan las probabilidades de sangrado. Procure tomar solo los medicamentos recomendados.

Para ayudar a reducir la inflamación, quizás le pidan que eleve la pierna y aplique una bolsa de hielo en la rodilla varias veces por día durante los primeros días. Su proveedor de atención médica coordinará para que reciba un programa de ejercicios para ayudarlo a recuperar la fuerza muscular, la estabilidad y la amplitud de movimiento. La fisioterapia es una parte fundamental de la recuperación.

Infórmele a su cirujano si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre o escalofríos

  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado o secreción del lugar de la incisión

  • Aumento del dolor alrededor del lugar de la incisión

  • Adormecimiento u hormigueo en la pierna

  • Dolor o inflamación en la pantorrilla

Puede retomar su dieta normal, a menos que el proveedor de atención médica le indique lo contrario.

Debido a la movilidad limitada, puede ser difícil por algunas semanas retomar sus actividades cotidianas normales. Es posible que necesite alguien en su casa que lo ayude. No conduzca hasta que el proveedor de atención médica se lo indique. Pueden aplicarse otras restricciones de actividades. Una recuperación total de la cirugía y la rehabilitación puede tardar varios meses.

Su cirujano puede darle instrucciones complementarias o alternativas después del procedimiento, según su situación específica.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Thomas N Joseph MD
Última revisión: 7/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.